NO A LAS TERAPIAS MILAGROSAS PARA EL AUTISMO - El blog de CerQana

NO A LAS TERAPIAS MILAGROSAS PARA EL AUTISMO Cómo detectarlas y evitarlas

No es nuevo que hay gente que se aprovecha de los problemas de otros para lucrarse y generar riqueza prometiendo soluciones inmediatas y casi mágicas. El autismo es una condición que no se cura, no es una dolencia o enfermedad que con unas pastillas desaparezca. Sin embargo, si buscamos por internet, podemos encontrar infinidad de terapias, productos y soluciones milagrosas que prometen ser la cura del autismo. Muchas familias, desesperadas, gastan auténticas cantidades de dinero con la esperanza de ver resultados. La gran mayoría son una estafa que lo único que buscan es el dinero rápido. 

CÓMO DETECTAR UNA TERAPIA MILAGROSA FALSA

  • A menudo no solo tratan el autismo, sino que presumen de solucionar una amplia gama de enfermedades.
  • La existencia de testimonios personales que aseguran su efectividad no son una prueba irrefutable, ni mucho menos substituyen pruebas científicas.
  • Terapias que prometen una cura absoluta y total.
  • Terapias que prometen una cura inmediata y rápida, en pocos días.
  • Cualquier cura milagrosa que contenga “ingredientes secretos” y que se escudan en “nuevos descubrimientos científicos” sin evidencias.

EJEMPLOS DE TERAPIAS MILAGROSAS

  • Las “terapias de quelación”  Estos productos alegan limpiar el cuerpo de sustancias químicas y metales pesados tóxicos uniéndose a ellos y “eliminándolos” de la circulación. Vienen en varias presentaciones, como aerosoles, supositorios, cápsulas, gotas y baños de barro. Los agentes quelantes son para usos específicos, y sólo están disponibles por prescripción médica. Puede tener consecuencias graves.
  • La terapia de oxígeno hiperbárico. Ésta implica respirar oxígeno dentro de una cámara presurizada y está aprobado para ciertos usos médicos, tales como el tratamiento del síndrome de descompresión que sufren los buzos. No se ha aprobado para el autismo.
  • Los baños de barro desintoxicantes.  Este producto alega extraer del cuerpo las toxinas químicas, los contaminantes y los metales pesados. Supuestamente provocan una “mejora drástica” de los síntomas del autismo.
  • Los productos probióticos CocoKefir. Éstos alegan ser una de las “claves principales” para recuperarse del autismo, pero no han probado ser seguros ni eficaces para este uso publicitado.
  • El método Tomatis. Lleva a cabo sesiones de escucha repetidas utilizando “aparatos especialmente diseñados para estimular el cerebro y ayudarlo progresivamente a analizar mejor el mensaje sensorial”. Similares: Método Bérard, la terapia de sonidos de Samonas y el método Sena o sistema de estimulación neuroauditiva. Todos ellos son terapias auditivas que, con precios desorbitados, aseguran combatir el autismo. Lo único que hacen es poner unos cascos mientras les hacen escuchar repetidamente sonidos distorsionados. No hay ninguna evidencia científica de que esto tenga algún efecto.

Hay disponibles en el mercado muchas otras soluciones milagrosas y terapias, de las que te recomendamos que siempre seas cauto y no confíes. El autismo se trata a largo plazo, se trabaja día a día, de la mano de especialistas y con terapias especializadas que ellos deben recomendarte.

2 Comentarios

  1. Me gusto mucho su página

    Responder

Tu correo electrónico no se hará público.