Fomentar la independencia en personas con TEA - El blog de CerQana

Fomentar la independencia en personas con TEA La importancia de evitar la sobreprotección

Muchos padres tienden a ver a sus hijos con TEA vulnerables e indefensos. Es por eso, que inconscientemente, se tiende a sobreprotegerlos. Es normal: es una reacción muy humana. Sin embargo, a veces, sin darnos cuenta, estamos provocando justo el efecto contrario de lo que queremos conseguir.

PORQUÉ DEBEMOS EVITAR LA SOBREPROTECCIÓN

Si bien es cierto que nuestra primera reacción puede ser proteger a nuestros hijos en exceso, a veces debemos parar a analizar el por qué lo hacemos y si eso está resultando positivo. 

Es común ver padres que siguen haciendo pequeñas tareas por sus hijos tan simples como: abrirles el paquete de galletas, ponerles la pajita en el zumo, etc. Pequeñas cosas a las que el chico se acostumbra y no aprende a hacerlas por si mismo.

En el caso de personas con autismo, es muy importante que tratemos de que aprenda a realizar estas pequeñas cosas él solo. Esto le preparará para que cuando vaya creciendo, pueda ir adquiriendo más responsabilidades.

Si seguimos sobreprotegiéndole, lo que conseguiremos serán dos cosas:

  • Que dependa de nosotros para cualquier cosa 
  • Que no aprenda a hacer las cosas por si mismo

CÓMO FOMENTAR LA AUTONOMÍA

Para conseguir fomentar esa autonomía, lo que debemos hacer es DEJARLE A ÉL hacer las cosas. Debemos darle solamente pequeñas pautas. Sabemos que a veces por tiempo y a efectos prácticos, lo más rápido es atarle los cordones nosotros y ponerle el bocadillo en la mano. Pero si queremos que poco a poco él aprenda a hacerlas de forma rápida, primero tenemos que tener paciencia y dejarle a él solo, tarde lo que tarde.

No se trata, por supuesto, de dejarle a él que lo haga todo sin ayudarle para nada. Nuestro papel es supervisar lo que hace y cómo lo hace. Podemos corregirle con tranquilidad y ayudarle un poco. Incluso podemos mostrarle cómo se hace un par de veces y luego dejarle a él.

Por ejemplo, podemos dedicar una tarde entera a aprender a doblar ropa. Primero le enseñas tú cómo lo haces unas cuantas veces, luego que pruebe él. El objetivo es que él por si mismo aprenda a hacer las tareas del hogar o cotidianas que necesitará en un futuro, fomentando así su independencia. 

 

INDEPENDENCIA Y FUTURO

Si vamos haciendo estas pequeñas cosas, estamos preparándole el terreno para el futuro.

La tranquilidad y la paciencia, el no abandonar, es la clave para que consiga esa independencia.

Seguramente quieres que cuando crezca y sea mayor, él pueda manejarse solo, o con la menor ayuda posible, es por eso, que a veces, aunque nos parezca que no, lo mejor es reprimir ese instinto de sobreprotección. 

Si te lo perdiste, puedes hacer clic aquí, donde encontrarás pautas para fomentar las habilidades autónomas de tu hij@ con tea. Ponlas en práctica, ¡y cuéntanos!

No hay comentarios

Tu correo electrónico no se hará público.