INCREMENTANDO LA INDEPENDENCIA - El blog de CerQana

INCREMENTANDO LA INDEPENDENCIA
SISTEMAS DE REALIZACIÓN DE TAREAS

La independencia y autonomía se debe trabajar desde que son bien pequeños, para así conseguir, poco a poco, y en la medida de lo posible, un aumento y mejora. Hoy queremos hablar sobre el uso y elaboración de LISTAS, que para muchas personas con autismo son muy útiles en su día a día.

Todos debemos cada día de cumplir con una serie de tareas, ya sean escolares, personales, laborales…etc. Muchas personas, tengan autismo o no, echan mano de listas y recordatorios para tener en mente lo que está programado hacer para ese día. La utilización de listas nos ayuda a tener más claro que es aquello importante y que tiene prioridad, ayuda además a conseguir completar más de ellas y reduce la cantidad de instrucciones que necesitamos de un tercero. Además, los adultos con autismo que viven y/o trabajan en un ambiente estructurado y marcado suelen tener más facilidad de autonomía que aquellos que no cuentan con un ambiente más desorganizado.

¿Qué debería incluir una “To Do” list (lista de cosas que hacer)?

  • ¿Cuál es la tarea que debo llevar a cabo?
  • ¿En cuantas subtareas puedo dividirla?
  • ¿Qué progreso se ha llevado a cabo y cuando se prevé terminar la tarea?
  • ¿Qué ocurre una vez se ha terminado la tarea??

¿Cómo elaborar una “To Do” list?

PRIMERO:

Decide que tipo de lista es la más adecuada.

Sistema de izquierda a derecha

Hay muchas formas y sistemas, para personas con autismo no verbal, el sistema “de izquierda a derecha” puede resultar útil.

Las cosas / tareas a realizar se colocan en la izquierda, y una vez realizadas se colocan a la derecha.

En esta imagen podemos ver el sistema de “izquierda a derecha” utilizado para la rutina matutina diaria, en una cesta a la izquierda tenemos los items que nos dicen qué es lo que tenemos que hacer primero, una vez realizados, se colocan en la derecha.

La simple organización del espacio facilita mucho que se hagan a la idea de lo que hay que hacer. En esta imagen, tareas por realizar a la izquierda, tareas finalizadas a la derecha.

Sistema de relacionar

Este sistema es útil para aquellas personas que son buenas relacionando items. Es útil para aquellas personas que no solo son hábiles relacionando, sino que además tienen algún interés especial (por ejemplo, en números, letras…) porque podemos utilizar el objeto de interés y así incrementar el foco de atención y motivación.

En este caso se elabora una serie de imágenes en el orden a realizar, una idea es que la lista sea plastificada y con velcro. En cada caja habrá también las imágenes de las tareas. Tiene que relacionar cada imagen con cada tarea, en este caso tareas de limpieza. Una vez haya realizado una tarea, pegará su imagen con velcro a la de la tarea.

En este caso se han utilizado los aviones como motivo de interés. Primero imprimimos una serie de aviones, los plastificamos y les ponemos un velcro. Necesitaremos otro juego igual, este lo pondremos en cajas que contienen las tareas a realizar. En función de las tareas que queramos que haga primero, haremos la lista de aviones. Él después tendrá que despegar los aviones de su lista y pegarlo en la caja de su correspondiente una vez haya terminado la tarea.

Sistema escrito

El sistema escrito es el más indicado para aquellos individuos que tengan cierta habilidad lectora y de escritura, puesto que suele ser el más “rápido”. A medida que se vayan acostumbrado a utilizar estas listas, deberían ser capaces de empezar a elaborar las suyas propias. Sin embargo, en un principio, lo ideal es que sea escrito por otra persona.

Estas listas pueden ser simplemente listas con las tareas y subtareas a realizar, con un cuadrado para marcar con un check, o tachar una vez se haya realizado.

Estas listas se pueden pegar encima de las tareas a realizar.

SEGUNDO:

Una vez hemos escogido el sistema, debemos pensar cuántas tareas es capaz de completar en una sesión. En un principio, esto se basará en el nivel de conocimiento de la persona, por ejemplo, si eres un profesor y solo cuentas con un informe en el que dice que tiene problemas en realizar tareas de forma independiente, prueba de empezar simplemente con una o dos tareas.

TERCERO:

Decide una forma de avisar a la persona de que una tarea ha finalizado y es momento de empezar la siguiente, esto puede ser un objeto que simbolice eso, una imagen, un sonido…Esto significa que hay que ir a mirar la lista de tareas, y ver cuál es la siguiente.

CUARTO:

Enseña a la persona cómo utilizar el sistema. No se lo expliques como un cuento, enséñale de forma práctica, diciéndole una frase corta o con indicaciones físicas (señala los pasos con el dedo, indica los materiales…).

QUINTO:

Monitoriza el progreso y la respuesta. Es de ayuda que vayas apuntando en qué cosas se atasca, distracciones… Quizás la persona es buena con la escritura pero es más adecuado para él el sistema de izquierda a derecha, esto lo sabrás con el tiempo y la observación.

SEXTO:

Haz cambios cuando sea necesario. Si ves que la persona tiene problemas cuando llega la tercera actividad porque ya está cansada, plantea las sesiones/tareas de dos en dos.

Como vemos, estos sistemas pueden ser implementados desde la infancia, pero si la persona se hace con ellos, puede continuar utilizándolos en la vida adulta, de forma que la ayudará en la organización y realización de tareas.

A CONSIDERAR:

Móviles y tablets también son útiles para la realización de estas listas, en CerQana contamos con un apartado de tareas que puede resultar útil a la hora de organizar y planificar el día. Por otro lado, todos los móviles cuentan con calendarios y bloc de notas que podemos configurar y pueden servir para complementar los sistemas descritos.

FUENTE: UNIVERSIDAD DE INDIANA, ESTADOS UNIDOS, CENTRO DE RECURSOS DE AUTISMO

Aún no hay comentarios

Tu correo electrónico no será publicado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.