ERRORES EN EL DIAGNÓSTICO AUTISMO - El blog de CerQana

ERRORES EN EL DIAGNÓSTICO AUTISMO
CONDUCTAS SIMILARES AL TEA

HIPERLEXIA Y OTROS TRASTORNOS DEL LENGUAJE

La hiperlexia a veces se puede confundir con el autismo. La hiperlexia se caracteriza por una intensa fascinación por letras o números y una capacidad de lectura avanzada. La hiperlexia se puede dar en niñ@s con autismo, pero no exclusivamente. Sin embargo, esta avanzada capacidad de lectura contrasta con dificultades para comprender el lenguaje hablado. A diferencia de otros niños, los niños hiperléxicos no aprenden el lenguaje con la típica progresión de aprendizaje de lenguaje que va de sonidos a palabras y de ahí a oraciones, ni tampoco comienzan a desarrollar un vocabulario a partir de sustantivos, añadiendo verbos y así sucesivamente.

Características hiperlexia:

  • Avanzada capacidad de lectura
  • Dificultad para comprender y aprender el lenguaje hablado
  • Increíble memoria visual y auditiva
  • A menudo presentan ecolalia
  • Necesidad de establecer rutinas y rituales
  • Dificultad para comprender cosas abstractas
  • Pensamiento literal, dificultad para comprender sentido figurado
  • Dificultad para pasar de una actividad a la otra

Como vemos, muchos de estos puntos los comparte con el TEA, sin embargo, algunos niños, a medida que van aprendiendo el lenguaje hablado, van perdiéndolos. Es por eso que es fácil diagnosticarlos erróneamente de pequeños, ya que presentan muchas similitudes. El problema reside en lo siguiente:

Niños que tenían hiperlexia de pequeños, que con el tiempo adquieren lenguaje y que pierden los típicos signos descritos anteriormente. Cuando esto sucede, y el niño había sido diagnosticado con TEA, se confunde creyendo que se ha “curado el autismo”, cuando realmente el autismo no es una enfermedad y por tanto no se cura.

TEL

Ocurre también similar con otros trastornos del lenguaje como el TEL, el trastorno específico del lenguaje. Los niños con el TEL a menudo empiezan a hablar tarde y quizás no digan ninguna palabra hasta que cumplan los 2 años de edad. A los 3 años, es posible que hablen pero sin que se les entienda. A medida que crecen, los niños con el TEL tendrán dificultad para aprender nuevas palabras y conversar. Tener dificultad para usar verbos es algo muy típico del TEL.

Estas dificultades en el lenguaje a veces hacen que se diagnostique con autismo a un niñ@ que realmente no lo tiene. Es cierto que la importancia del diagnostico temprano es vital, pero a veces un diagnóstico erróneo puede ser peor, no solo porque las terapias no serán las más adecuadas, sino también por el estrés que supondrá el cambio de diagnóstico, tanto para la familia como para el pequeño.

Aún no hay comentarios

Tu correo electrónico no será publicado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.