ERRORES EN EL DIAGNÓSTICO DEL TEA - El blog de CerQana

ERRORES EN EL DIAGNÓSTICO DEL TEA Conductas similares al TEA

HIPERLEXIA Y OTROS TRASTORNOS DEL LENGUAJE

La hiperlexia a veces se puede confundir con el autismo. La hiperlexia se caracteriza por una intensa fascinación por letras o números y una capacidad de lectura avanzada. La hiperlexia se puede dar en niñ@s con autismo, pero no exclusivamente. Sin embargo, esta avanzada capacidad de lectura contrasta con dificultades para comprender el lenguaje hablado. A diferencia de otros niños, los niños hiperléxicos no aprenden el lenguaje con la típica progresión de aprendizaje de lenguaje que va de sonidos a palabras y de ahí a oraciones, ni tampoco comienzan a desarrollar un vocabulario a partir de sustantivos, añadiendo verbos y así sucesivamente.

Características hiperlexia:

  • Avanzada capacidad de lectura
  • Dificultad para comprender y aprender el lenguaje hablado
  • Increíble memoria visual y auditiva
  • A menudo presentan ecolalia
  • Necesidad de establecer rutinas y rituales
  • Dificultad para comprender cosas abstractas
  • Pensamiento literal, dificultad para comprender sentido figurado
  • Dificultad para pasar de una actividad a la otra

Como vemos, muchos de estos puntos los comparte con el TEA, sin embargo, algunos niños, a medida que van aprendiendo el lenguaje hablado, van perdiéndolos. Es por eso que es fácil diagnosticarlos erróneamente de pequeños, ya que presentan muchas similitudes. El problema reside en lo siguiente:

Niños que tenían hiperlexia de pequeños, que con el tiempo adquieren lenguaje y que pierden los típicos signos descritos anteriormente. Cuando esto sucede, y el niño había sido diagnosticado con TEA, se confunde creyendo que se ha “curado el autismo”, cuando realmente el autismo no es una enfermedad y por tanto no se cura.

TEL

Ocurre también similar con otros trastornos del lenguaje como el TEL, el trastorno específico del lenguaje. Los niños con el TEL a menudo empiezan a hablar tarde y quizás no digan ninguna palabra hasta que cumplan los 2 años de edad. A los 3 años, es posible que hablen pero sin que se les entienda. A medida que crecen, los niños con el TEL tendrán dificultad para aprender nuevas palabras y conversar. Tener dificultad para usar verbos es algo muy típico del TEL.

Estas dificultades en el lenguaje a veces hacen que se diagnostique con autismo a un niñ@ que realmente no lo tiene. Es cierto que la importancia del diagnostico temprano es vital, pero a veces un diagnóstico erróneo puede ser peor, no solo porque las terapias no serán las más adecuadas, sino por el estrés que supondrá a la familia la aceptación y posterior cambio de diagnóstico.

1 Comentario

  1. Nolia Montero18 febrero 2018 en 2:43

    Excelente tema muy interesante

    Responder

Tu correo electrónico no se hará público.