¿Qué deberían saber los docentes sobre el autismo? - El blog de CerQana

¿Qué deberían saber los docentes sobre el autismo? Especial docentes

Imagen por Paula Verde Francisco 

En muchas escuelas ordinarias hay aulas con niñ@s con autismo. Muchos docentes no saben apenas sobre el tema, pero por suerte, siempre se muestran interesados en aprender más y en conocer qué cosas pueden hacer para mejorar la experiencia en el aula. Hoy os dejamos una lista de consejos para profes:) (Aunque pueden ser útiles para todos).

CONSEJOS PARA DOCENTES

El autismo es un trastorno de espectro

Quiere decir que hay mucha variabilidad de un niño a otro. Todos los niños con TEA son diferentes y que van a tener que adaptarse a ese muchacho concreto.

El comportamiento es comunicación

Un comportamiento negativo puede ser una forma de queja. Intenta encontrar el motivo que le comportarse mal. Ningún niño quiere “portarse mal”.

Adapta lo que puedas tu enseñanza a su aprendizaje

Aprovecha, como con cualquier otro niño, sus fortalezas y sus peculiaridades.

IDEAS

  • Organiza las cosas paso a paso, en orden, con una secuencia pautada, bien concretado todo.
  • Da instrucciones muy claras. Es mejor, «dejad los lápices, cerrar los libros y poneros en fila para salir al patio» que «Hoy hace muy bueno. Vamos a dar la clase fuera. Tan pronto como terminéis de escribir, dejad lo que estáis haciendo y vamos para la salida».
  • Dirígete a él en primera persona y de forma individual. Es posible que no entienda que una instrucción para toda la clase es también para él.
  • Usa sistemas diversos para enseñarle: imágenes visuales, guiarle la mano, un compañero que sirva de ejemplo… repetir la información no suele estar de más.
  • Haz preguntas cerradas mejor que abiertas. Funciona mejor que le digas «¿Quieres leer o dibujar?» a que le preguntes «¿Qué quieres hacer ahora?»
  • Dale pocas opciones. Si tiene que elegir algo, un cuento, que tenga que hacerlo entre dos o tres, no toda la estantería.
  • Las rutinas y los preavisos suelen ser útiles para un muchacho con TEA. La flexibilidad, la paciencia, la capacidad de adaptación son habilidades necesarias para la vida cotidiana, pero los muchachos con autismo no llevan bien en general los cambios súbitos, las sorpresas, las alteraciones en lo esperado. Cosas como que aparezca un profesor nuevo o una salida no programada pueden causar ansiedad o una rabieta. Informarle cuanto antes de cualquier plan nuevo y darle varios avisos previos antes de que empiece una nueva actividad.
  • Siempre usa refuerzos positivos en vez de castigos.

Los niños con autismo requieren tiempo extra para procesar las instrucciones verbales

Necesitan un lenguaje claro y con frases cortas, instrucciones muy básicas, de uno o dos pasos y un período de unos segundos después de hacer una pregunta para responder. Si ves que tienes que repetir la pregunta, no la formules de otra manera, pues entonces el procesamiento de lo que has dicho vuelve a la casilla de salida. Repite sencillamente y tranquilamente las mismas palabras.

Un respiro puede ser una gran ayuda

Un muchacho con TEA puede beneficiarse de tener un lugar tranquilo donde retirarse y autoregularse. Después puede volver a integrarse a la clase.

Los niños con TEA son literales

Les cuesta mucho, siempre en general, el lenguaje figurado, el pensamiento abstracto, cualquier cosa parecida a una metáfora. Si en una excursión dices «coged mi ritmo», los otros alumnos entenderán sin problema que tienen que andar un poco más rápido y seguir tu paso pero es posible que ese niño se ponga a buscar el «ritmo» por el suelo.

Los niños con autismo se focalizan en un tema

Muchos muchachos con TEA tienen «su tema». Pueden querer hablar sobre ello durante horas y no va a ser fácil sacarles de ahí. El sujeto preferido a veces puede usarse como palanca para aprender cosas (en vez de sumar manzanas puedes sumar dinosaurios si ese es su tema).

Hasta aquí los consejos para docentes, perfectamente aplicables en el día a día de los niñ@s con TEA.

 

No hay comentarios

Tu correo electrónico no se hará público.