DIFERENCIAS SENSORIALES, VISTA - El blog de CerQana

DIFERENCIAS SENSORIALES, VISTA
Cómo afecta en el día a día las diferencias sensoriales en el autismo

Muchas personas en el espectro autista tienen dificultades para procesar la información sensorial cotidiana. Las personas autistas procesan la información de forma distinta, sus sentidos pueden ser mucho más sensibles de lo habitual, o por el contrario, ser poco sensibles y necesitar estímulos más fuertes. Estas diferencias sensoriales pueden afectar el comportamiento y en consecuencia afectar en la vida de la persona de forma muy profunda, ya que todo nuestro entorno está adaptado a los sentidos «standard».

DEMASIADA INFORMACIÓN

A veces una persona autista puede comportarse de una forma que nunca relacionarías inmediatamente con temas relacionados con estas diferencias sensoriales. Una persona que tiene dificultades sensoriales tiene que luchar cada día contra un exceso de información o, por contra, falta de esta. Demasiados estímulos pueden causar estrés, ansiedad e incluso dolor físico. Esto puede desencadenar en comportamientos desafiantes, meltdowns, shutdowns o burnouts.

Si tengo una sobrecarga sensorial, simplemente me apago; lo que me ocurre es algo parecido a una «fragmentación» … es raro, como estar sintonizado 40 canales de televisión a la vez

Si alguien está sufriendo un meltdown, o no responde, no le juzgues. Puedes hacer cosas para ayudar. Esto puede marcar realmente la diferencia.

A menudo, pequeños cambios en el entorno pueden marcar la diferencia. Crear un perfil sensorial puede ayudar a saber qué cambios son necesarios. Cosas a recordar:

  • Estate atento. Fíjate en el entorno e intenta identificar cosas que pueden estar creando dificultades. ¿Puedes cambiar o modificar alguna de ellas?
  • Sé creativo. Además de eliminar aquellas que molestan, ¿puedes crear otros estímulos positivos?
  • Planifica. Informa a la persona sobre posibles estímulos sensoriales que puede experimentar en diferentes entornos.

Sensibilidades sensoriales

Hoy nos centraremos en las sensibilidades sensoriales que afectan a la vista.

VISTA

BAJA SENSIBILIDAD

  • los objetos se ven muy oscuros, o cuesta verlos definidos
  • visión central está difusa, pero la visión periférica está muy definida
  • objeto central es se ve muy nítido pero la visión periférica se ve muy difusa
  • percepción pobre 

ALTA SENSIBILIDAD

  • visión distorsionada, objetos demasiado brillantes, hasta da la sensación que «salten» a nuestro alrededor
  • los objetos parecen fragmentarse
  • más facilidad en poner el foco en los detalles que en el objeto en general
  • dificultad en dormir debido a la sensibilidad lumínica

Ella es Mrs Marek, muchas luces danzan a su alrededor maníacamente, convirtiéndola más en un dibujo animado que un humano. Bienvenido a mi mundo… Me gustaría que entraras en esta habitación de tortura, que en realidad es mi cocina, y conozcas a mi mujer, que parece un dibujo animado en 3D.

Gillingham, G. (1995), página 51

¿QUÉ PODEMOS HACER?

Puedes hacer muchos cambios al entorno, como por ejemplo:

  • Reducir las luces fluorescentes
  • Probar diferentes tipos de gafas de sol
  • Utilizar cortinas que bloqueen el sol
  • Crear un espacio de trabajo habilitado en la clase, puede ser un espacio con mesa en el lugar más oscuro o iluminado del aula, en función del perfil sensorial, y bloquear la luz usando cortinas, o añadirla incluyendo más lamparas

Hasta aquí los consejos para facilitar el día a día de las personas autistas con algún tipo de sensibilidad relacionada con la vista. Seguiremos con los demás sentidos en los próximos posts 😉

 

Aún no hay comentarios

Tu correo electrónico no será publicado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.