DIFERENCIA ENTRE MELTDOWN, SHUTDOWN Y BURNOUT - El blog de CerQana

DIFERENCIA ENTRE MELTDOWN, SHUTDOWN Y BURNOUT

Hoy vamos a hablar de  tres términos que se confunden y se usan, a veces, de forma indiscriminada. Nos referimos al “meltdown”, “shutdown” y “burnout”. Tenemos un post entero dedicado al burnout y sus formas de evitarlo, puedes pinchar aquí si te lo perdiste.

MELTDOWN

En primer lugar, el meltdown es un episodio de frustración, de pérdida de control temporal, en la que la persona autista externaliza una sobrecarga de estímulos. Esto se puede traducir en gritos, estereotipias, autolesión, entre otros. El entorno, evidentemente, puede identificar fácilmente los meltdowns, serían lo que se suelen llamar como “crisis”, episodios en los que la persona parece incontrolable y a veces fuera de sí. La persona puede sufrir los meltdown por muchos motivos, pero como comentábamos, la razón principal suele ser una sobrecarga de estímulos, un entorno hostil, una saturación. El meltdown es la respuesta, la forma de lidiar, del organismo con esta saturación.

SHUTDOWN

El meltdown y el shutdown son dos términos que podrían explicarse como dos antónimos. Si el meltdown es la externalización de la sobrecarga, el shutdown, por contra, es la internalización. Es decir, que sería como una crisis interna, en la que la persona sufre de nuevo una sobrecarga pero la forma de lidiar con ello es un “cortocircuito” interno, que aparentemente no se capta tan fácilmente por el entorno porque no es una explosión que se pueda identificar. La persona puede parecer que simplemente “no está presente”, como ausente. El shutdown y el meltdown son formas de “autoprotección” es decir, formas que tiene el cuerpo para decir “basta”, no puedo más con estos sobreestímulos.

Tanto el shutdown como el meltdown pueden significar una pérdida temporal de habilidades básicas que podrían pasar desde olvidar cómo hablar hasta cómo atarse los cordones.

BURNOUT

La palabra burnout, significa “agotamiento, consumirse, apagarse”. En el caso del autismo, esto significa la pérdida de la capacidad de hacer cosas que antes podías hacer con normalidad. En palabras de personas con autismo, se trata de “la pérdida de la capacidad de fingir que no eres autista, por lo que da la sensación de que tus rasgos autistas se exageran.” La diferencia principal entre el burnout y el meltdown/shutdown es que el burnout es a largo plazo, mientras que las otras dos suelen darse durante un espacio corto de tiempo. El burnout también puede llevar a regresiones, lo que sería una pérdida de habilidades básicas pero que perduran en el tiempo.

En el post sobre el burnout te explicamos cómo tratar de evitar estos colapsos, sin embargo, el entorno y los estímulos externos a veces son incontrolables, por lo que lo mejor que se puede hacer cuando ocurren es dar espacio y tiempo a la persona que los está sufriendo.

Te recomendamos encarecidamente este post de Neurodivergente en el que explica técnicas de relajación, que son súper útiles para evitar o reducir la probabilidad de estos colapsos.

Aún no hay comentarios

Tu correo electrónico no será publicado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.