AUTISMO Y TRASTORNOS DEL SUEÑO - El blog de CerQana

AUTISMO Y TRASTORNOS DEL SUEÑO Qué hacer antes de ir a dormir

RELACIÓN ENTRE AUTISMO Y PROBLEMAS DE SUEÑO

Alteraciones en el patrón del sueño y autismo es algo que siempre se ha relacionado. Algunos de los signos “muy tempranos” y “tempranos” de los Trastornos del Espectro del Autismo (TEA) son precisamente problemas con el sueño. Se estima que un 70% de los niñ@s con autismo tienen problemas de sueño.

CONSECUENCIAS DE LA FALTA DE SUEÑO

Hay que tener en cuenta que los problemas de sueño siempre se deben mencionar cuando llevamos a nuestros hijos a las consultas con el especialista. Una falta de sueño puede desencadenar en muchos otros problemas de comportamiento, dificultades de adaptación y fallos en la función cognitiva. Así que es importante que no pensemos que la falta de sueño es un problema menor, porque el sueño puede agravar problemas en la comunicación, interacción social, alteraciones de conducta y la ansiedad. A continuación puedes ver un resumen de problemas que pueden presentarse como consecuencia de la falta de sueño:

  • Disfunción atencional
  • Conducta hiperactiva e impulsiva
  • Problemas en la memoria y aprendizaje
  • Sobrepeso
  • Alteración en el crecimiento
  • Desánimo, cansancio, poca iniciativa y tendencia al sedentarismo
  • Infecciones más frecuentes
  • Alteraciones en la alimentación

CONSEJOS

¿Qué puedes hacer si tu hij@ presenta problemas para quedarse dormido?

  • Si tiene cierta ansiedad puede ser conveniente pasar algo más de tiempo con él antes de ir a dormir.
  • Repite en ese tiempo alguna actividad que sea relajante (baño, leerle un cuento, lo que funcione).
  • Evita en el rato antes de irse a dormir el juego intenso, con chillidos, movimientos bruscos, cualquier cosa que le excite mucho.
  • Evita también que esté delante de pantallas/aparatos electrónicos antes de ir a dormir (tele, Tablet, ordenador, etc.)
  • Comprueba que ha hecho todo lo que puede querer hacer después (lavarse los dientes, beber agua, ir al baño…)
  • Si le hace sentirse mejor, enciende la luz nocturna.
  • Dale instrucciones claras, que es la hora de descansar tranquilo en la cama, la hora de dormir. Dile que no quieres que te llame y despídete con cariño.
  • Si te llama pidiéndote “más agua, otro cuento, otro besito…” no cedas.
  • No tomar bebidas excitantes (chocolate, refrescos…)

Evidentemente estos son consejos a tener en cuenta, pero siempre debes contar con la visión del especialista, que es el que conoce el caso concreto de tu hij@ y el que te dará pautas sobre cómo corregir sus problemas de sueño.

 

1 Comentario

  1. Ana María Vilchez14 noviembre 2018 en 16:13

    La rutina es vital, incluyendo nanas para dormir !!

    Responder

Tu correo electrónico no se hará público.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.