Mitos sobre el Asperger - El blog de CerQana

Mitos sobre el Asperger DÍA INTERNACIONAL ASPERGER

Hoy 18 de Febrero se celebra el día internacional del Asperger. El Asperger, contrariamente a lo que algunas personas todavía creen, se encuentra dentro del espectro autista. Según los criterios que establece el DSM 5 (manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales) se identificaría bajo la denominación de “TEA sin déficit intelectual acompañante” o “TEA sin discapacidad intelectual asociada”.  Se celebra este día porque coincide con el nacimiento de Hans Asperger,  el psiquiatra austríaco que describió por primera vez este síndrome. Si queréis saber más sobre él, podéis leer nuestro artículo aquí.  Fue Lorna Wing en 1981 la primera en acuñar el término, en una revista de psicología y psiquiatría, en reconocimiento del trabajo previo de Hans Asperger.

El término Asperger dejó de aparecer en el manual DSM 5 desde el año 2012, considerándose antes un síndrome aparte del TEA. Por otro lado, muchas personas que en su momento fueron diagnosticadas como Asperger, prefieren mantener esta denominación por cuestión de identidad y pertenencia a este grupo.

Hoy aprovechamos para derribar algunos mitos sobre el Asperger, que todavía están presentes en la mayoría de la cultura popular.

MITOS SOBRE EL ASPERGER

  • EL ASPERGER ES UNA ENFERMEDAD

Aun a día de hoy podemos ver en televisión e incluso en boca de algún “especialista” que el Asperger/autismo es una enfermedad. Como siempre explicamos, se trata de una condición de base genética, a la cual no se le puede buscar una “cura” ya que no es una enfermedad.

  • LOS ASPERGER SON MÁS LISTOS QUE LA MEDIA

Este es el problema de retratar el Asperger en series y en televisión siempre con las mismas características. Personas súper inteligentes y buenas con las matemáticas que no hablan mucho. Esto es lo que mucha gente tiene entendido sobre el Asperger, por personajes como Sheldon Cooper. Sin embargo, esto no tiene nada que ver con la realidad. Sí es cierto que algunas personas con Asperger/autismo pueden tener un CI más alto que la media, ser buenos con los números o en cualquier otro campo, especialmente por el echo de que cuando hay algo que les interesa, se vuelcan en ello en cuerpo y alma. Sin embargo, esto no significa que todos (ni tampoco la mayoría) sean superdotados. Sí es generalizado que tengan facilidad para recordar detalles. De echo se estima que tan solo el 10% de los Asperger son más inteligentes que la media.

  • NO TIENEN EMPATÍA

Las personas con Asperger tienen el mismo interés en socializar que el resto, así como en ponerse en el lugar del otro. Sin embargo, es la dificultad en comprender e interpretar las emociones es el factor que juega en contra a la hora de relacionarse. Os dejamos aquí un ejemplo muy claro sobre este tema, podéis leer el artículo completo aquí.

Entendamos que Marcos es un joven de 15 años, con un lenguaje verbal no muy extenso, con un nivel de comprensión no muy extenso, con un nivel de lectoescritura medio a bajo, y que presenta un desfase importante en su desarrollo “cognitivo” respecto a su edad. Obviamente Marcos es un adolescente, le gusta Marta, y no tiene inhibiciones ni parece entender que eso de sobar a Marta esté mal.

Bien, partamos de la base de que obviamente Marcos sí tiene un problema para entender que a Marta no le gusta que la manosee ni entiende de inhibiciones sexuales es más, no entiende por qué todos se enfadan con él. Veamos una posible forma de abordar esta situación. Partamos de la premisa de que a Marcos le encanta comer pollo frito pero odia profundamente comer hígado guisado. Exponemos a Marcos a una situación sencilla:

Marcos, hoy vas a comer con Marta. Para ti hoy hay pollo frito, y para Marta hay hígado guisado ¿Cómo te sientes Marcos? Obviamente dirá que contento porque va a comer su plato favorito ¿Cómo se siente Marta? Dirá que fatal, porque el hígado es algo que él odia. Quizá no se plantee si a Marta le gusta o no el hígado, pero esa cuestión la vamos a soslayar en este momento. Pero Marcos es capaz de transferir sus emociones negativas sobre el hígado guisado a Marta. A continuación, le preguntamos a Marcos como se siente cuando manosea a Marta, obviamente nos dirá que bien, nadie hace algo que no le guste de forma voluntaria. Bien, podemos usar el ejemplo anterior de la comida. Cuando Marcos soba a Marta se siente como cuando come pollo frito, pero Marta siente que come hígado guisado. Por tanto, Marcos se siente bien pero Marta no ¿Tú quieres que Marta se sienta mal? Marcos dirá que no, él no quiere que Marta se sienta mal, ya que es capaz de ver que, a través de sus propias emociones ante la situación de comer hígado guisado, Marta está en una situación que es desagradable. Por tanto, Marcos deja de manosear a Marta, ya que el no quiere perjudicar a esa chica que en realidad le atrae.

Para terminar, os dejamos con unas palabras de Abraham Ros de la Fuente, diagnosticado con Asperger. Podéis leer aquí más sobre él.

Abraham Ros de la Fuente

“Así pues, cuando os pregunten como es una persona Asperger, aunque seamos “difíciles, distintos, raros, solitarios, bordes,” os diré que somos muy ” normales” capaces de tener una vida llena de cosas maravillosas, una vida como la de cualquier otra persona que diariamente me cruzo por la calle, somos, al fin y al cabo personas que ve el mundo con otro prisma, y que en su interior no comprende la maldad pero si la nobleza, no comprende la mentira, pero si la imperiosa necesidad de decir lo que se piensa en cada momento, así, que cuando os pregunten, como somos los Asperger, simplemente decir: son gente maravillosa, capaz de enseñar a los que tienen alrededor como ver el mundo con otros ojos.”

No hay comentarios

Tu correo electrónico no se hará público.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.