DERRIBANDO MITOS SOBRE EL ASPERGER - El blog de CerQana

DERRIBANDO MITOS SOBRE EL ASPERGER Concienciando sobre el Asperger

Fotografía por Ryoji Iwata

Hans Asperger fue el primer en escribir sobre el Asperger hacia el año 1944. A partir de la observación de cuatro niños que estaba tratando con síntomas similares describió las características comunes que presentaban.

No fue hasta el año 1981 cuando la médica Lorna Wing publicó un estudio sobre otro grupo de niños que presentaban síntomas parecidos que se hizo conocido.

El síndrome de Asperger no es una enfermedad,  sino que se trata de una forma diferente de procesamiento de la información que genera no sólo sus vulnerabilidades sino también fortalezas. Por lo general, se suele describir a los Asperger con dificultades en la interacción social, básicamente por la falta de compresión de las reglas no escritas de comportamiento social.

Existen sin embargo muchos mitos sobre el Asperger que hoy en día se siguen creyendo, te dejamos 5 escritos por la experta en terapia congnitivo-conductual con Aldutos Asperger Valerie Gaus.

  • EL ASPERGER ES SOLO UN SÍNDROME INFANTIL

Es un error creer que el Asperger es una “enfermedad infantil” que se va con los años. El Asperger es una condición de por vida, la cual puede ir evolucionando de diferentes formas a través de los años.

  • TODOS TIENEN FOBIA SOCIAL

Las personas con Fobia Social poseen las habilidades sociales necesarias para relacionarse y comunicarse con los demás, sin embargo tienen miedo de usar dichas habilidades, en otras palabras son “socialmente hábiles”, pero tienen una falsa creencia distorsionada acerca que el resultado de sus interacciones será negativo.

Por otro lado para las personas con Asperger son muy conscientes de su dificultad para leer las señales sociales y no saber cómo responder. Pero eso no significa que tengan fobia social. Pueden interactuar, aunque tengan más o menos dificultad en entender esas normas sociales no escritas.

  • LA MAYORÍA SON DISTANTES

Ellos pueden estar muy interesados en querer tener cerca a las personas importantes en sus vidas, incluso pueden sentirse desesperados por ser incapaces de conectar con ellos, el problema es que sin darse cuenta pueden trasmitir el mensaje que a ellos simplemente no les importa. Por ejemplo, al no saber parar de hablar sobre sí mismos o no percatarse que los demás tienen diferentes pensamientos o sentimientos.

  • SON INTROVERTIDOS Y SOLITARIOS

Nada más lejos de la realidad. Hay personas Asperger altamente extrovertidas, igual que en el caso de los neurotípicos; hay de todo, algunos más extrovertidos y otros menos.

  • NO TIENEN EMPATÍA

Este es un tema complejo sobre el cual dedicamos un post completo que puedes leer aquí. Las personas con Asperger tienen empatía, y no solo eso, en muchos casos pueden llegar a ser súper empáticos, es decir, sentir con una alta intensidad lo que le ocurre al otro. Lo que pasa es que a veces son las señales no escritas las que la persona Asperger no comprende, lo que hace entorpecer el proceso comunicativo y por lo tanto la empatía.

No hay comentarios

Tu correo electrónico no se hará público.