AUTISMO Y ALIMENTACIÓN - El blog de CerQana

AUTISMO Y ALIMENTACIÓN
TIPS Y SUGERENCIAS

Las personas con autismo suelen ser restrictivas a la hora de comer. Esto hace que muchos padres se preocupen muchísimo por si la dieta de su hijo es adecuada y reciben los suficientes nutrientes. El porqué las personas con autismo son tan selectivas con la comida no es cuestión de manías o que sean delicados. La manera en que ellos perciben, huelen y saborean los alimentos es muy distinta, por eso, algo que para para nosotros quizás puede ser de sabor suave, ellos lo pueden identificar como fuerte, así como las texturas y olores. Es por ello que es importante no forzarles a comer alimentos que realmente no les gustan. Evidentemente depende de la persona, así que, por ejemplo, algunas personas con autismo pueden preferir alimentos suaves, tanto de sabor como olor, otros puede ser que prefieran alimentos muy fuertes y picantes.

Teniendo esto en cuenta, os ofrecemos una serie de recomendaciones para conseguir que el peque tenga una dieta lo más variada posible.

ESTRUCTURACIÓN Y RUTINA

Como sabemos, las personas autistas se sienten más cómodos con rutinas estructuradas, porque esto les da seguridad y les ayuda a saber qué esperar. Comer cada día a las mismas horas y en el mismo sitio ayudará en que esté más receptivo a la hora de comer. Avísale con antelación de que se acerca la hora de comer (puedes utilizar las rutinas de pictos de CerQana para ello)

Déjale que se siente en el mismo sitio y que use los mismos cubiertos si es necesario.

ESTABLECE UN NÚMERO FIJO DE COMIDAS

Establece entre 5 y 6 comidas al día, y no le dejes picar entre horas. De esta forma, cuando llegue la hora de comer tendrá más apetito y estará más dispuesto a probar nuevos sabores.

PREPARACIÓN DE LA COMIDA

Anima a tu hijo a que participe en la elaboración de la comida, pregúntale que alimentos le gustaría cocinar. Preparar la comida también les da la oportunidad de estar en contacto con los alimentos sin la presión de tener que probarlos. Probad a elaborar pizzas, pasteles o cualquier cosa que se te ocurra. Elaborar él mismo la comida también puede hacer que esté más receptivo para probarla.

LISTA DE ALIMENTOS

Hazte una lista de los alimentos que tu hijo tolera y come para irlos rotando y que no siempre coma los mismos. Trata de añadir muy pequeños cambios de vez en cuando, como podría ser cambiar ligeramente la forma en que los cortas.

ENTORNO

Fíjate si el entorno es lo suficientemente tranquilo o si hay demasiadas distracciones. Se recomienda apagar televisión, radio y móviles lejos. De esta forma no se sentirá bombardeado con demasiados estímulos, lo que podría hacer que disminuyera su interés en comer.

CONSULTA A TU ESPECIALISTA

Consulta a tu especialista si crees que tu hijo pesa poco o está perdiendo peso, si no logras que coma suficientes tipos de alimentos o si se alimenta siempre con lo mismo, o si se está volviendo más restrictivo a la hora de comer

Aún no hay comentarios

Tu correo electrónico no será publicado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.