3 Trucos para hablar con una persona con Alzheimer - El blog de CerQana

3 Trucos para hablar con una persona con Alzheimer Cómo facilitar la comunicación con personas con algún tipo de demencia

Determinado tipo de trastornos o enfermedades suponen un deterioro en las capacidades comunicativas que en ocasiones provocan dificultades para hablar con una persona con Alzheimer u otras demencias. Por este motivo, hoy queremos daros tres sencillos consejos que pueden mejorar sustancialmente la comunicación con ellos.

1. Emplea mensajes claros y cortos

Utiliza un lenguaje sencillo que sea fácil de reconocer y comprender para ellos, construyendo mensajes muy directos y concisos que no lleven a la posibilidad de dobles interpretaciones. El significado debe ser claro e inequívoco.

Esto será muy útil también a la hora de obtener información. Cuando desees preguntar algo utiliza preguntas sencillas que necesiten una única respuesta, clara y sencilla, para que sea fácil de responder. A la hora de hablar con una persona con Alzheimer tenemos que tener en cuenta tanto lo que decimos como facilitar su propia comunicación.

2. Habla despacio y suave

Aunque con frecuencia tendemos a alzar la voz al hablar con una persona con Alzheimer, no es necesario hablar más alto sino más claro. Utilizar un tono sereno es la mejor forma de hacernos entender al hablar con personas con necesidades especiales. No hay que olvidar que también trasmitimos mucha información a través de la comunicación no verbal. Así, hablar alto si la persona no tiene problemas de audición puede trasmitir enfado o estrés, un estado que puede dificultar las cosas.

Un tono tranquilo ayudará a que la persona se sienta también tranquila y dispuesta a atender y comprender lo que decimos. Utiliza un ritmo más lento para asegurarte de que entiende todo lo que estás diciendo.

3. Ayúdate de la comunicación no verbal

Los gestos y la mímica pueden servir de apoyo a nuestras palabras. Al igual que hacemos al hablar con una persona con Alzheimer, los gestos deben ser suaves y tranquilos. Si son bruscos o inesperados pueden causar una reacción adversa.

También puede resultar muy útil mostrar objetos o imágenes que ayuden a comprender de que estamos hablando: el cepillo de dientes, el tenedor para la hora de comer, el pijama para ir a dormir, la chaqueta para salir a pasear… Estos apoyos visuales hacen que la persona ponga en contexto sobre que estamos hablando y entienda mejor nuestras palabras.

Todos estos consejos son aplicables también a la comunicación escrita. Así, por ejemplo, cuando quieras definir un mensaje, evento o rutina en la aplicación de localización y ayuda CerQana, utilizar mensajes cortos, claros y con un vocabulario sencillo será la mejor opción. Y además, los puedes complementar con fotografías o pictogramas que sirvan de apoyo visual.

QUIERO PROBAR CERQANA GRATIS

No hay comentarios

Tu correo electrónico no se hará público.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.