Día Mundial del Autismo - El blog de CerQana

Día Mundial del Autismo Inclusión, tolerancia y respeto

El autismo es una alteración del desarrollo que afecta a cómo la persona se comunica y relaciona con otras personas, y cómo experiencia el mundo a su alrededor.

The National Autistic Society

Esta es la definición de autismo de la que partimos, pero, ¿qué es el autismo realmente, qué significa para las personas?

Nos referimos a él como TEA, Transtorno del Espectro Autista, lo que significa que es una condición que afecta a las personas de maneras muy distintas. Una consecuencia que suele ser común entre las personas con autismo es que perciben el mundo como algo sobrecogedor, que les puede generar ansiedad. La vida social y familiar puede ser dura, porque tienen algunas dificultades de comunicación, a la hora de interpretar el lenguaje no verbal, por ejemplo. Esto hace que en ocasiones, mantener una conversación pueda ser complicado y, sobre todo, frustante para la persona con autismo.

En ocasiones se nombra al autismo como una condición oculta, ya que muchas veces la persona autista no muestra ningún signo visible. Por eso a veces los niños son tratados erróneamente como raros, antipáticos o maleducados, y los adultos se sienten incomprendidos. Es por eso importante también educar y concienciar a la sociedad.

¿Cómo se diagnostica?

El autismo es una condición que se diagnostica desde hace relativamente muy poco tiempo. Actualmente se diagnostica en niños de incluso solo dos años. Y es muy importante diagnosticar el autismo a tiempo, y cuanto antes. Se trata de una condición que acompañará al niño y a su familia durante toda la vida, por lo que cuanto antes se conozca, antes se podrán tomar medidas para fomentar su correcto desarrollo y su autonomía.

Aunque las caracteríticas varían mucho en cada persona, hay tres áreas principales para diagnosticar el autismo: dificultad en la comunicación, en la interacción social e intereses y comportamientos repetitivos y restringidos.

La dificultad en la comunicación viene de las limitaciones que tienen las personas autistas para interpretar el lenguaje verbal y no verbal. En muchas ocasiones interpretan el lenguaje de manera literal, lo que hace imposible entender bromas o sarcasmo. Esto en parte causa el segundo síntoma, la dificultad para relacionarse con otras personas. Existe también una dificultad para entender las emociones o sentimientos de otras personas, dificultad para empatizar. Esto hace que en ocasiones puedan parecer insensibles.

El vivir en sociedad es por tanto muy extresante para ellos, perciben el mundo como algo sobrecogedor e impredecible. Una persona con autismo suele preferir las rutinas, que le permitan conocer y controlar qué está pasando a su alrededor, para reducir su ansiedad. Esto puede ir desde siempre seguir el mismo camino para ir a un lugar, hasta necesitar siempre vestirse en el mismo orden estricto. Es común que no se sientan cómodos con la idea del cambio.

¿Cuál es la causa?

No se ha descubierto todavía una causa concreta y directa, pero diversos estudios especulan que la aparición de un transtorno del espectro autista está relacionada con una combinación de múltiples factores genéticos y medioambientales. En ningún caso el autismo es una causa de la educación o la condición social de la persona. No existe aun una cura, aunque sí hay múltiples metodologías para fomentar el correcto desarrollo y herramientas para mejorar y facilitar su día a día.

2 de abril, Día Mundial de la Concienciación sobre el Autismo

El autismo no discapacita a una persona. Es una condición que hay que tratar, pero que en ningún caso debería ser causa de la pérdida de la autonomía de la persona. Por eso todos los años, el 2 de abril, se celebra el día Mundial de la Concienciación sobre el Autismo, con el objetivo de fomentar la inclusión social de las personas con autismo, y concienciar a la sociedad de la necesidad de esto.

No hay comentarios

Tu correo electrónico no se hará público.